(;

Seguidores

11 dic. 2011


Qué bonita era la vida entonces, cuando lo tenías todo claro. Echo de menos esa sensación de control, de saber por dónde van los tiros, de felicidad. Echo de menos muchísimas cosas en esta vida; algunas imposibles de recuperar, como tú. Echo de menos nuestras conversaciones, tontas, estúpidas, absurdas quizás, pero que al fin y al cabo eran nuestras. Echo de menos el sonido de tu risa, sobre todo cuando era yo quien la provocaba. Echo de menos lo bien que me sentía a tu lado, cuando me ayudabas, cuando me apoyabas, cuando nos mirábamos a la vez y seguidamente nos echábamos a reír. Echo de menos nuestros momentos, no siempre buenos pero que eran nuestros y de nadie más. Tú eras mío y yo era tuya. Todo perfecto. ¿Seguro? Pronto aparecieron las dudas, todo estaba en nuestra contra, el destino se interpuso en nuestro camino y en poco tiempo todo se desmoronó. Hecho de menos todo lo que pasamos. ¿Y tú? ¿Me echas de menos? Ojalá lo supiera

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas#