(;

Seguidores

1 dic. 2011


No pretendas parar el tiempo, no. Déjalo que corra, o mejor, déjalo que vuele, que desaparezca si quiere, así no tendrás que preocuparte por él. Así solo serán horas que pasan en vano sin ningún remordimiento de conciencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas#